José Mª Castillo, nuevo presidente de ADEMI

“En el año 2018 las cifras de nuestro sector fueron muy importantes. Hemos facturado 16.500 millones de euros,  lo que supone el 1’5% del PIB español”

 

Acaba de ser elegido presidente de ADEMI. ¿Qué objetivos se marca?

ADEMI tiene la responsabilidad de representar adecuadamente los intereses de las empresas que la constituyen y al mismo tiempo, ser la punta de lanza del sector buscando su dignificación y resaltar la trascendencia que tiene las actividades de sus socios en la economía española.

Este sector tiene gran relevancia en multitud de actividades y proyectos que impactan directamente en el futuro de nuestra sociedad y de las personas que viven en España.

Podemos decir con naturalidad y certeza que cualquier proyecto energético, de telecomunicaciones, eléctrico, de transporte inteligente, de operación y mantenimiento de cualquier sectorindustrial, etc., está participado por las compañías del sector y en su inmensa mayoría por empresas socias de ADEMI.

Debido a la acertada decisión estatutaria de ADEMI que obliga a la reelección de su presidente cada dos años y a la renovación anual de parte de su consejo directivo, podemos disfrutar, como Asociación, de la riqueza que la aportación de diferentes personalidades de nuestro sector han hecho en aras de impulsar ADEMI.

Es una gran responsabilidad para ADEMI mantener este nivel de influencia en el sector y, en la medida de lo posible, aumentarla para mejorar nuestra imagen y evidenciar nuestra importancia en el tejido industrial.

 

¿Cuáles son las magnitudes más relevantes que reflejan la importancia del sector?

En el año 2018 las cifras de nuestro sector fueron muy importantes. Hemos facturado 16.500 millones de euros,  lo que supone el 1’5% del PIB español. Más del 70% de esta cifra de negocio son fruto de la actividad de nuestras empresas en los mercados exteriores.

En nuestro sector trabajan más de 120.000 empleos directos y más de 2.000 pymes participan en la cadena de valor de nuestras empresas.

En este último año hemos visto como afortunadamente, la actividad en España ha empezado a repuntar sustancialmente. Somos empresas españolas, en su mayor parte multinacionales, con vocación de servicios en España.

Es muy importante que este aumento de la inversión que se percibe en muchos ámbitos de nuestra actividad: energías renovables, Oil&Gas, transmisión eléctrica, petroquímica, inmobiliaria, etc., se mantenga en los próximos años y podamos robustecer nuestras estructuras empresariales.

 

¿Cuáles son los mayores retos del sector?

Sin lugar a dudas, la rentabilidad. Hemos visto como nuestro sector no ha sido, en el pasado, lo suficientemente rentable en épocas boyantes y cuando han llegado los malos momentos no estábamos financieramente capacitados para resistir las crisis.

Debemos hacer un esfuerzo de pedagogía en nuestro sector sobre las difíciles condiciones contractuales y de precio, que nuestros clientes nos exigen, y que la responsabilidad de las empresas es cumplir con esas exigencias de manera rentable. Sólo desde la rentabilidad podremos mejorar el sector y sólo desde la rentabilidad podremos crecer.

 

¿Todas las empresas de ADEMI tienen los mismos problemas?

En principio y desde un punto de vista conceptual, sí. Los problemas de rentabilidad, del que hemos hablado anteriormente, de Prevención de Riesgos Laborales, de gestión de las personas, de legislación laboral, de convenios, etc. son comunes a todos y son clave en el devenir y la proyección de nuestros asociados.

En estos riesgos y problemas que son comunes a todos nosotros, son de vital importancia las actividades de los comités de ADEMI.

En el Comité de Prevención se programan medidas pioneras en el sector y su magnífico liderazgo en las mejores prácticas han hecho de ADEMI y sus asociados una referencia. Tenemos unos centros de formación en PRL en Barcelona, Madrid y Sevilla, y centros colaboradores en Valencia, Lérida, Santiago de Compostela y Málaga; que ya son ejemplo para nuestros clientes y punta de lanza de la prevención y la formación en España.

Este último año 2018, ADEMI ha formado a más de 8.000 personas en todos sus centros repartidos por España.

Del mismo modo las actividades del Comité laboral ayuda a todos los asociados a ser referentes en el sector, compartiendo las mejores prácticas laborales.

En todo lo que tiene que ver con la seguridad de nuestros trabajadores – formación, prevención y condiciones laborales-, ADEMI es ejemplar y debe seguir luchando por serlo.

Los índices de seguridad del conjunto de ADEMI han seguido una evolución espectacular en los últimos 15 años y estoy seguro que seguirán mejorando de manera sustancial en los próximos años.

 

Para finalizar, ¿quisiera añadir algo?

Hemos pasado unos años dificilísimos en todos los ámbitos económicos en España. En particular en nuestro sector, la mortandad de empresas ha sido muy relevante y empresas emblemáticas han sufrido durísimas reconversiones. Tenemos que luchar porque no nos vuelva a ocurrir. Hemos aprendido mucho de nuestros errores y debemos tener claro que, en estos tiempos de normalidad, debemos robustecer nuestras estructuras, balances y criterios de gestión para evitar errores pasados.

Desde ADEMI debemos apoyar a nuestros asociados para que de la próxima crisis, que llegará, salgamos fortalecidos y con mayor vigor.

Es indispensable para ello, intensificar nuestra prudencia, generar empleo de mayor calidad, velar por la seguridad y formación de todos nuestros trabajadores y apostar por la innovación y la digitalización realmente aplicable a nuestras operaciones cotidianas.