El centro de Formación de ADEMI en Sevilla cumple un año

EL CENTRO DE FORMACIÓN DE ADEMI EN SEVILLA CUMPLE UN AÑO

” La formación es uno de los pilares fundamentales para la reducción de los accidentes y enfermedades profesionales”, asegura Paula Garallar, Responsable del Centro de Formación ADEMI Sevilla.

En enero se cumplirá el primer año de andadura del centro de formación de ADEMI de Sevilla. Este centro propio nació con el objetivo de dar cobertura en la zona sur y mantiene la misma filosofía que desde hace más de 4 años se viene desarrollando en el resto de centro de ADEMI en San Sebastián de los Reyes, Barcelona, etc. Es por ello que hemos querido contar con Paula Garallar, Responsable del Centro de Formación ADEMI Sevilla.

Pregunta: ¿Paula qué significa la formación para ti y en particular la formación en materia preventiva? 

Entiendo la formación como la adquisición de conceptos y habilidades que nos preparan correctamente de manera intelectual, moral y profesional. Sólo mediante la adecuada y continua formación y experiencia podemos llegar a ser personas preparadas y con criterio en todos los ámbitos de nuestra vida.

En materia de prevención de riesgos laborales, más allá que una obligación, la formación es uno de los pilares fundamentales para la reducción de los accidentes y enfermedades profesionales.

Pregunta: Das a la formación un papel fundamental en la prevención de riesgos laborales ¿encuentras otros beneficios en la formación de los trabajadores?

No me cabe la menor duda. La formación beneficia tanto a la empresa como al trabajador y no solo en materia de seguridad y salud. Serían muchas las ventajas que podría enumerar para cada una de las partes y que se retroalimentan entre ellas, pero considero las siguientes fundamentales:

Ventajas para las empresas:

  • Mejora la cualificación de los trabajadores, aumentando sus competencias y buenos criterios a la hora de ejecutar los trabajos, lo que lleva a una mejora en la calidad de estos.
  • Reduce la accidentabilidad.
  • Aumenta el nivel de competitividad y rentabilidad de la empresa.
  • Incrementa el compromiso del personal con la empresa.

Ventajas para los trabajadores:

  • Adquieren nuevos conocimientos, destrezas y habilidades.
  • Reduce el número de accidentes laborales.
  • Favorece su satisfacción y motivación.
  • Activa su participación y proactividad.
  • Facilita el conocimiento de nuevas tecnologías y métodos de trabajo.
  • Prepara al trabajador para la asunción de responsabilidades, la toma de decisiones eficientes y la resolución de problemas.

Como observamos, todo son ventajas, por lo que las empresas quieren y necesitan personal formado.

Y si pensamos en el aumento de la seguridad y salud laboral de una empresa, cuanto mejor formado se encuentre un trabajador, más conocerá y entenderá su trabajo, más capacitado y con mayor criterio se encontrará para realizarlo de manera correcta y segura, lo que nos lleva a una reducción de los accidentes laborales.

Y aquí se encuentra el objetivo de ADEMI como entidad formadora, que no es otro que el de enseñar a pensar y actuar con criterio, con confianza y seguridad.

Pregunta: ¿Cómo consigue ADEMI esto?

Como he comentado al principio, la formación es la adquisición de una serie de conocimientos y habilidades, pero para que esa formación sea eficaz debemos conseguir un verdadero aprendizaje por parte del alumno.

Para que este aprendizaje se produzca nos basamos en:

  • Dar a conocer los beneficios que obtendrán de la formación, buscando su interés y motivación.
  • Facilitar la comunicación y participación. A todos nos gusta compartir nuestras experiencias, habilidades y conocimientos, y todos aprendemos de esto. Así vamos desarrollando cada punto buscando situaciones reales de las que, a través de unos datos, se promueve un debate y podemos sacar unas conclusiones y un aprendizaje

Pero damos un paso más, porque en ADEMI creemos que la adquisición y aprendizaje de habilidades y conocimientos vinculadas a la seguridad no pueden basarse exclusivamente en la formación teórica.

Tal y como dijo Confucio: Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí.

Por esto, ADEMI dota a sus Centros de instalaciones preparadas y reales y, siempre que el curso lo permita, apuesta por el aprendizaje basado en la vivencia práctica y con el mayor realismo posible, pero de manera guiada y supervisada.

Pregunta: Ya para terminar ¿Cómo valorarías este último año en ADEMI Formación Sevilla?

Ha sido un año de lo más gratificante, lleno de experiencias positivas y retos, que gracias al trabajo en equipo se han logrado alcanzar. Y, como en el resto de centros ADEMI Formación, primando la realización de una formación de calidad y que cubra las necesidades que realmente tienen las empresas.

Pincha en este LINK para ver la entrevista al completo.